Buscar este blog

miércoles, 2 de abril de 2014

Sabiduría y Oficina Publica Saludable

Diccionario emocional: se trata de integrar la razón con la emoción y promover la solidaridad, compasión y empatía
Por   |

¿Es sabio quien más sabe? ¿Qué se entiende por saber? ¿Sabe más quien más libros ha leído o quien ha tomado más contacto con la vida misma?
Podríamos pasarnos el día preguntándonos sobre lo que denota e implica la sabiduría (y no estaría mal). Para el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss: "El hombre sabio no da las respuestas correctas, sino que propone las preguntas adecuadas".
Más allá de los interrogantes posibles, una forma de empezar a contactar con la verdadera esencia de la palabra de hoy sería articular dos conceptos fundamentales: inteligencia y experiencia. La inteligencia al servicio de cada experiencia que nos permitamos o la que nos toque vivir.
En este sentido, sería inteligente no sólo quien más coeficiente intelectual pueda alcanzar, sino el que entienda que es más inteligente quien, además de neuronas, virtudes y talentos, se disponga a sintonizar los otros tipos de inteligencia necesarios para estar más cerca de sentirse sabio: la inteligencia emocional, la social, la espiritual.
Se trata de integrar la razón con la emoción; promover la solidaridad, la compasión y la empatía; sintonizar con uno mismo y con el proyecto personal que nos permita ser más nosotros. Y así sentirnos más plenos y trascender.
Todas estas cualidades, que van más allá del conocimiento, alimentan la capacidad de reflexión, valoración y juicio saludable, sin prejuicio ni perjuicio.
Sabio pareciera ser entonces quien abre las puertas a la experiencia plena, con sus ideas y emociones, con sentido de realidad. Lo más adaptado posible al ambiente, al contexto que deberíamos aceptar como el camino por el que estamos transitando aquí y ahora, más allá de los desvíos, piedras o accidentes.
Es más, sabiduría deriva de saborear. La psicología positiva define el savoring como la capacidad de apreciar, atender y mejorar las situaciones o experiencias de la vida.
A vivir la vida, pues, a conciencia, con curiosidad, actitud positiva y compromiso con uno y con los demás.
¿Qué gusto tiene la vida? ¿Cuán sabio estás dispuesto a ser?.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1463051-sabiduria

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las plantas en la oficina nos hace más productivos en la Oficina Publica Saludable

Las plantas en la oficina nos hace más productivos   Tener plantas verdes en nuestro lugar de trabajo enriquece no sol...