Buscar este blog

lunes, 1 de septiembre de 2014

Fortalezas Laborales y Cualidades en la Oficina Publica Saludable

¿Eres bueno planeando, dirigiendo o aplicando una estrategia? ¿Qué tan buenas dirías que son tus relaciones con tus compañeros? Averigua cuáles son tus puntos fuertes con esta guía.

Por Jacquelyn Smith

Es muy probable que en algún momento de tu carrera te pregunten: ¿Cuáles son algunas de tus fortalezas laborales? Tal vez lo hará tu jefe en tu próxima evaluación de desempeño, o quizá un director de recursos humanos te hará la pregunta en una entrevista de trabajo futura, y cuando llegue ese momento, tendrás que ser capaz de identificarlas.
“En nuestro trabajo basado en Peter Drucker sobre lo que él denominó ‘productividad del trabajo de conocimiento’ –pensamos en ello más como hacer más cosas con menos molestias– hemos identificado los cuatro puntos fuertes del lugar de trabajo principales”, dice Jack Bergstrand, consejero delegado de Velocity Brand, una firma de consultoría con sede en Atlanta. “Éstas son las fortalezas esenciales para realizar el trabajo en la era del conocimiento, donde el trabajo es interdependiente, invisible y en constante cambio.”
Algunas personas tienen una la “fortaleza visualizadora”, dice Bergstrand. “Son visionarios que se entusiasman y resuelven problemas al hacer y responder la pregunta: ‘¿a dónde queremos ir y por qué?’ Es común encontrar estas fortalezas en estrategas, comerciantes y directores generales.”

La segunda es la “fortaleza del diseño”, añade. “Mientras que la ‘fortaleza visualizadora’ es más subjetiva , la ‘fortaleza del diseño’ es más objetiva. A esta gente le gusta ir a los hechos, y está bien adaptada como planificadora y es muy buena en responder a la pregunta ‘¿qué es lo que tenemos que hacer y cuando?’ A menudo encontramos estas fortalezas en recién egresados de maestrías, analistas, planificadores y directores financieros.”

En tercer lugar está la fortaleza de la “construcción”. “Mientras la fortaleza del ‘diseño’ se centra más en los hechos y las cifras, la de la ‘construcción’ está más orientada a los procesos, motivada por la mejor forma de hacer el trabajo. Estos individuos son impulsados por la sistematización del trabajo. Cuando el perfil ‘visualizador’ normalmente odia el trabajo repetitivo, la persona ‘constructora’ se nutre de él. Encontrarás típicamente a los constructores en funciones como fabricación, logística y administración de sistemas de TI.”
Y, por último, el cuarto tipo de fuerza de trabajo es la “fortaleza operativa”, dice Bergstrand. “Con el trabajo del conocimiento, este término tiene una connotación un poco diferente de la que tenía en la era industrial. En la era del trabajo del conocimiento, los operadores hacen que las cosas sucedan con y a través de otras personas, y se alimentan de la interacción humana. Se centran en el quién. El personal de ventas y los buenos mentores suelen ser muy fuertes en el área ‘operativa.’”
El consultor independiente de recursos humanos Jay Canchola dice: “Desde el punto de vista de recursos humanos, las fortalezas laborales suelen definirse en términos de competencias como liderazgo, resolución de problemas o el trabajo en equipo.”
David Parnell, un reclutador, coach de carrea y escritor, ofrece otra definición: “Una fortaleza laboral es cualquier capacidad que sea agradable, aplicable y en la que seas mejor que la mayoría de tus colegas.”
Bergstrand dice que es muy importante que la gente conozca sus propias fortalezas laborales y cómo éstas encajan en el panorama general. “Al conocer sus puntos fuertes en la oficina, los puntos fuertes de los demás y el panorama general de cómo estas fortalezas encajan, las personas pueden trabajar con mayor facilidad a su máxima capacidad y no ser arrastrados a zonas en las que no se puede agregar mucho valor.”
Parnell está de acuerdo. Él dice que si estás buscando avanzar en tu carrera, ubicar y aprovechar tus fortalezas es quizá lo más importante que puedes hacer. “Las fortalezas, la motivación y el interés en una tarea a menudo van de la mano, y cuando estos tres se unen, sin duda se reflejarán en tu rendimiento y te ayudarán a desarrollarte. Pero si estás atorado en un puesto en el que no aprovechas tus fortalezas, tu determinación y rendimiento se verán tan afectados como tu promoción profesional.”
Una forma simple de identificar tus puntos fuertes es “escuchar tus emociones cuando estás trabajando”, dice Canchola. “¿Qué actividades, tales como el liderazgo o la resolución de problemas, te proporcionan satisfacción y felicidad? Una forma más compleja consiste en la validación externa. Cuando otros te piden ayuda o alaban tu talento para algo en especial, es una buena señal de que has identificado una fortaleza laboral.”
Parnell dice que al tratar de identificar tus puntos fuertes es muy importante encontrar primero las cosas que te interesan y te llenan y, a continuación, busca los puntos fuertes (habilidades) que se derivan de ellas. “Esto se puede hacer mediante la exploración de la naturaleza de las actividades que te gustan dentro o fuera del lugar de trabajo.
Una vez que hayas encontrado tus intereses intrínsecos (y por lo tanto, las actividades), determina si eres bueno en ellos. “Preguntar a tus compañeros puede no resultar tan ideal, pues las convenciones sociales nos pueden proteger de las críticas”, advierte Parnell. “Las acciones, sin embargo, no mienten.” Por ejemplo, si te gusta la organización de eventos, ¿qué personas se presentan a ellos? ¿Parecen divertirse? ¿Tienes asistentes asiduos? “Tratar de observar objetivamente el resultado de tus acciones. Cuando eres bueno en algo y lo disfrutas de verdad, has encontrado una verdadera fuerza que debes aprovechar en tu lugar de trabajo.”
¿Crees que posees una o más de las cuatro fortalezas de la base Bergstrand antes mencionada? Aquí están las características asociadas con cada una.
Características de la “fortaleza visualizadora”:
Pensamiento estratégico: La capacidad de ver los problemas futuros y centrarse en un objetivo a largo plazo.
Planteamiento de un destino visionario: La capacidad de establecer un futuro positivo en la mente de los demás, que no existe en la actualidad.
Pensamiento inventivo: La capacidad de conceptualizar una solución de trabajo que se pueda convertir finalmente en una oferta tangible de productos o servicios.
Generación de ideas creativas: La capacidad de ver y articular posibilidades que no están basadas puramente en la experiencia.
Pensamiento creativo: La capacidad de ofrecer nuevas ideas sobre temas que otros no han considerado.
Explorar nuevas ideas: La capacidad de crear una nueva línea de pensamiento que aún no ha sido probada en la práctica.
Desarrollar lluvias de ideas: La capacidad de trabajar con otros para crear nuevas ideas y nuevas soluciones en equipo.
Características de la “fortaleza del diseño”:
Análisis de situaciones: La capacidad de descomponer conceptualmente una situación y entender las partes.
Definición clara de políticas: La capacidad de establecer pautas bien entendidas para ayudar a que grupos de personas trabajen de manera unificada.
Definición de objetivos detallados: La capacidad de crear objetivos explícitos para dirigir el trabajo de los individuos y de la organización en general.
Planificación de presupuesto: La capacidad de establecer y controlar la asignación de los recursos para lograr las metas organizacionales.
Establecimiento de medidas de desempeño claras: La posibilidad de crear un mecanismo estándar para evaluar si se alcanzan o no las metas.
Juzgar objetivamente el rendimiento: La capacidad de evaluar la evidencia de manera independiente y formar una opinión sobre los resultados personales y organizacionales.
Toma de decisiones en base a cifras: La capacidad de tomar una decisión final basada en el razonamiento cuantitativo y parámetros.
Características de la “fortaleza constructiva”:
Implementar procesos estándar: La capacidad de realizar su trabajo con eficacia, eficiencia y coherencia, utilizando una serie repetitiva de las acciones.
Implementar procedimientos paso a paso: La capacidad de realizar su trabajo con un conjunto establecido de instrucciones o listas de verificación.
Llevar a cabo proyectos importantes: La capacidad de ejecutar un conjunto planificado de actividades para lograr un cambio físico u organizacional significativo.
Implementar programas integrados: La habilidad de unificar y administrar como un grupo una serie de proyectos para lograr de manera integral los resultados empresariales.
Implementar métodos de eficacia probada: La capacidad de utilizar procedimientos bien establecidos para mejorar el rendimiento empresarial.
Implementar soluciones prácticas: La capacidad de resolver problemas mediante la aplicación de herramientas y técnicas que hayan demostrado ser suficientes más que modernas.
Implementar funciones y responsabilidades: La capacidad de ejecutar de manera sistemática las actividades a través de la estructura organizativa de la empresa.
Características de la “fortaleza operativa”:
Creación de relaciones personales: La capacidad de crear lazos con personas clave como individuos y grupos a nivel emocional.
Trabajo en equipo: La capacidad de trabajar con otros de una manera en uno se subordina a sí mismo para la consecución de los objetivos del grupo.
Entrenamiento de otros: La capacidad de ayudar a las personas a contribuir más al facilitar su avance y crecimiento personal para lograr los objetivos personales y organizacionales específicos.
Apoyo a otros: La capacidad de ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos y recuperarse cuando se encuentren en problemas.
Relación con las personas: La capacidad de establecer una relación con los demás, basándose en similitudes y restando importancia a las diferencias.
Comunicación: La capacidad de transferir información verbal y no verbal para lograr suficiente comprensión interpersonal y producir acciones.
Cambio espontáneo: La capacidad de alcanzar consistentemente mejores resultados con la adaptación rápida a un entorno dinámico.
Conocer tus fortalezas y contar con un marco y un proceso para maximizar su impacto es una excelente manera de disfrutar de tu trabajo, colaborar con otros de manera más productiva y obtener mejores resultados, dice Bergstrand. “Es una victoria para el individuo, el equipo y la organización.”

Fuente: http://www.forbes.com.mx/identifica-tus-fortalezas-laborales/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario