Buscar este blog

jueves, 19 de marzo de 2015

EL GAUCHO RIVERO... (Historias de Argentina) en la Oficina Publica Saludable

EL GAUCHO RIVERO...










Image result for billete de 50 rivero

Antonio "El Gaucho" Rivero fue un peón de campo rioplatense que lideró un alzamiento contra la ocupación británica de las Islas Malvinas en 1833, mientras Manuel Moreno continuaba en Londres con los reclamos infructuosos.
Rivero, nacido en Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos, el 27 de noviembre de 1808, fue llevado a Malvinas alrededor de 1827 por el gobernador argentino de las Islas Luis Vernet para ejercer el oficio de peón. Contaba entonces alrededor de veinte años de edad.
La miseria del gaucho en esos momentos era muy grande. Dickson (Despensero de la Isla) no aceptaba como pago los vales que Vernet había entregado a los peones para pagarles su trabajo, sino que exigía monedas de plata y ellos no las tenían. Por otra parte Simón (capataz de los peones) les prohibió faenar ganado manso, por lo que tenían que salir a perseguir el ganado cimarrón para conseguir alimento. La situación social y económica de esos hombres era angustiante.
El 26 de agosto de 1833, seis meses después que los ingleses por la fuerza ocuparan por primera vez las Islas Malvinas, Rivero encabezó una rebelión de criollos e indígenas, desconociendo la autoridad impuesta de los británicos.
Sus compañeros en la rebelión fueron otros dos gauchos y cinco charrúas agauchados: Juan Brassido, José María Luna, Manuel González, Luciano Flores, Felipe Zalazar, Marcos Latorre y Manuel Godoy.
Su sublevación implicó la muerte del autoproclamado gobernador británico y la de algunos de los principales colaboradores de tal funcionario colonialista.
Las actas y documentos escritos que han llegado a nuestros días fueron efectuadas por los mismos británicos quienes consideran la rebelión de Rivero como el "amotinamiento de unos delincuentes" tratados peyorativamente y racistamente de "gauchos" e "indios salvajes". En esas documentaciones apenas se traslucen las causas de los hechos se omite que los gauchos y los charrúas eran argentinos que intentaban mantener la soberanía argentina, apenas se menciona que a los "gauchos" e "indios" que habían podido quedarse en Malvinas se los usaba como peones en duras tareas y se les pagaba sólo con "vales".
Rivero y sus compañeros arriaron la bandera británica y enarbolaron una improvisada bandera argentina. Mantuvieron dominio sobre las Malvinas durante seis meses, ignorados por el gobierno de Buenos Aires y sin poder hacer llegar noticias sobre lo sucedido.
En el mes de octubre llegó la Antartic, cuyo capitán, el comandante norteamericano Nash, se entrevistó con el Gaucho Rivero, quien le llevó varias vacas. Como vio que no llegaban refuerzo de la costa Argentina, el Gaucho Rivero y sus compañeros se propusieron preparar una balsa para ir a la Patagonia. No pudieron hacerlo porque el 7 de enero de 1834 llegó a Puerto Soledad el Callenger, al mando del capitán Seymour y la Hopeful, con el teniente Rea. Vinieron con ellos el teniente Smith, nombrado comandante de la isla. Smith volvió a izar la bandera británica y organizó una partida armada para apresar a los gauchos, que habían huido ante la llegada de los extranjeros.
Los gauchos estaban dispuestos a luchar hasta las últimas consecuencias para salvar sus vidas y huyeron hacia los cerros. Fue, por tanto, una tarea muy difícil capturarlos. La persecución duro alrededor de tres meses y terminó por agotar a los criollos. Uno de los peones, Luna, traicionó a sus compañeros y otro gaucho llamado Brasido desertó. Los ingleses reforzados por la llegada de la Beagle y la Adventure. De esta manera, pueden apresar a los compañeros de Rivero, quien queda entonces solo, desamparado y casi sin alimentos; al fin Rivero es capturado y engrillado. Los cinco hombres que habían sobrevivido fueron embarcados en la Beagle y llevados a Gran Bretaña, donde son encerrados en la prisión de Sherness. Las actas labradas fueron entregadas al Almirantazgo, pero el tribunal inglés, una vez analizados los hechos y al no hallar elementos de juicio suficientes para condenar a los prisioneros, los devuelven a la Argentina. Los cinco hombres fueron embarcados en la Talbot y dejados en Montevideo. En cuanto a la muerte de Antonio Rivero se ha afirmado -aunque sin demostrarlo- que murió el 20 de noviembre de 1845 luchando valientemente para la Confederación en el combate de la Vuelta de Obligado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pensamiento Critico y el Mundo del Trabajo en la Oficina Publica Saludable

Pensamiento Crítico y Mundo del Trabajo ¿Un nuevo ciclo latinoamericano? Mundo del trabajo, conflictos laborales y crisis de hegemonía. 23...