Buscar este blog

miércoles, 8 de julio de 2015

¿Sientes que nada tiene sentido?en la Oficina Publica Saludable

¿Sientes que nada tiene sentido?

Si sientes que no tiene caso seguirte esforzando, si no entiendes por qué los humanos hacen lo que hacen, si ya no te causa risa o gracia los programas en la televisión, si sólo ves lo que sucede a tu alrededor y confirmas la crueldad humana… y llegas a un momento en el que te preguntas… “¿Y todo esto para qué?… Es muy probable que estés presentando ansiedad con depresión.

¿Por qué llegas a sentir que nada tiene sentido?

Estás en un momento importante de transformación

Porque estás en un punto de cambios y transformaciones importantes.  Lo que antes tenía todo el sentido para tí, probablemente ya no lo tenga más.
Pasar por momentos de transformación es lo mismo que pasar por un momento de crisis.  Durante la crisis te sientes fuera de ti, extraño a ti mismo y a quienes te rodean, no te hayas… pero esto es normal, estás cambiando.

Tus emociones están de vacaciones

Quizás llevas mucho tiempo con muchas emociones confusas e intensas dentro de ti, y emocionalmente te sientes cansado, harto, hastiado, y de cierta forma tus emociones también están cansadas y se han ido de vacaciones.
Lo que antes te emocionaba, ya no tiene sentido para ti, has perdido las ganas de hacer las cosas pues no te generan ninguna emocion.  Esto se llama en psicología “labilidad emocional”, o sea, que no sientes casi nada.
Risa o tragedia, te dan lo mismo.

Estás en una crisis existencial espiritual

Dios mismo ha perdido sentido para ti, si existe… no lo ves, y entonces… ¿Para qué creer en él? Ves a los metafísicos o esotéricos como locos que dicen cosas sin sentido, te encuentras escéptico y cuestionas todo a tu alrededor.
La realidad de esto es que has perdido contacto con tu propia espiritualidad y divinidad que llevas dentro, con el hecho de que tu cuerpo y mente funcionan perfectamente guiados por tu esencia, te has olvidado de quien eres realmente, más allá de tu mente y de tu cuerpo.
Has olvidado de qué se trata vivir, o quizás estás a punto de descubrirlo.

Estás en desequilibrio

Ya sea físico o emocional, en tus pensamientos o en tus actividades diarias.  Le dedicas mucho tiempo a otras cosas menos a ti mismo, te preocupas demasiado por el futuro y disfrutas poco del presente, te fijas en lo negativo y te has realmente olvidado de lo positivo.
Así es que probablemente sea momento de recuperar el equilibrio en cómo usas tu tiempo, tu mente y tus emociones.  También en la manera en la que te alimentas y las bebidas o sustancias que ingieres.

Tu atención está sesgada

Esto significa que no ves la película completa, que tu visión está limitada y no ves claramente la realidad.  El cerebro usa los sesgos y estos están demostrados, cuando necesita comprobar una creencia.  Esto lo hace para no tener que gastar energía modificando la información.
Por ejemplo, si tengo la creencia:  todos los humanos son malos.  Voy a fijarme en las personas malas que conozco, y voy a minimizar cuando vea que alguien hace algo bueno.  Simplemente no lo veo, no lo almaceno en mi mente, no lo uso para ampliar mi mente.


¿Cómo volver a sentir?

Reconecta contigo mismo

Olvídate de todo lo aprendido, de lo que te digan o de lo que esté pasando en la vida y sociedad.  Dáte los días que sean necesarios para que vuelvas a conectar contigo mismo y dejes de sentirte separado de ti.

Sumérgete en la naturaleza

Observa los fenómenos de la naturaleza como la lluvia, el viento, amanecer y atardecer.  Simplemente observalos y déjate sentir cualquier cosa que sientas. Contacta con algún animal, acuéstate en el pasto, aviéntate a un río, recupera el contacto con la Tierra.

Crea tu propio sentido, tu “para qué”

Esto es… que quizás a ti no te interesa en este momento hacer lo que los demás están haciendo, luchar por lo que “deberías” de estar luchando… pero sí hay algo que a ti te interesa y por lo que para ti vale la pena vivir.
Te platico que en el momento más intenso en el que sentí que ya nada valía la pena, me di cuenta que lo único que me importaba era la experiencia en sí.  Si en ese momento estaba sintiendo que no valía la pena vivir, estaba sintiendo eso, y eso por sí mismo valía la pena.
y entonces te pregunto… ¿tú para que sí quieres vivir? repito… ¿TU…?

Sí vale la pena

Vale la pena que sientas, que vivas, que crees tu propia realidad y experiencia, que te encuentres a ti mismo y descubras lo que quieres hacer de tu vida, que crees tus propias reglas y creencias de vida.
Vale la pena que te des la oportunidad de dejarte sorprender por la vida y por lo que viene en el futuro.  Aunque creas que solo viene más “sin sentido”, no es verdad. Vienen más experiencias, personas y emociones que ni te imaginas que podrían existir, y vale la pena vivirlas y descubrirlas.

Vive el proceso

Date chance de atravesar por este proceso en el que estás, y de descubrir que quizás estabas siendo una oruga y estás a punto de convertirte en mariposa.
El proceso es doloroso, confuso y angustiante, pero te sorprenderás de los mundos internos y externos que puedes conocer si te entregas al proceso.

Amplía tu atención, observa la realidad

Ponte a ver la realidad de manera objetiva, poniendo en tela de juicio tus creencias y tus pensamientos.  Busca pruebas como si fueras un científico, de todo lo que crees, pregunta, investiga, lee, observa, y llega a conclusiones más amplias y verdaderas de lo que sucede contigo y tu alrededor.
Sabrás que estás teniendo un error en tu atención, diciéndote mentiras, cuando tus consecuencias emocionales son desagradables.

Fabiola Cuevas

Psicóloga, fundadora de Desansiedad

Fuente:http://www.desansiedad.com/2013/05/29/sientes-que-nada-tiene-sentido/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida en la Oficina Publica Saludable

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida Sentarse menos y moverse más: es lo que recomiendan los expertos y las autoridades s...