Buscar este blog

viernes, 24 de junio de 2016

Diez pequeñas ideas para mejorar tu bienestar mental en la Oficina Publica Saludable

Diez pequeñas ideas para mejorar tu bienestar mental

Parece que el mundo (el complicado entorno laboral, las responsabilidades familiares, las exigentes aspiraciones…) conspira continuamente con el objetivo de hacernos la vida difícil. Cada vez!!!



Parece que el mundo (el complicado entorno laboral, las responsabilidades familiares, las exigentes aspiraciones…) conspira continuamente con el objetivo de hacernos la vida difícil. Cada vez resulta más difícil encontrar algo nos haga sentir bien. Sin embargo, y en lugar de fijarnos en lo que el exterior nos ofrece, deberíamos pensar en los recursos interiores que poseemos para alegrar nuestro ánimo. Estos son diez pequeños pensamientos que  debes tomar en cuenta para sentirte mejor:
Relativiza. Todo es una mezcla. La vida es un cúmulo de hechos buenos y malos, de acontecimientos positivos y negativos. Reparar sólo en una perspectiva es tener una visión demasiado simplista. Todo lo que nos ocurre, incluso cuando no es querido, puede sernos útil en algún sentido. Las cosas son blancas y negras al mismo tiempo…

La percepción importa. Muchos de los problemas que tenemos provienen no de ellos mismos, sino de la forma en que los observamos. A menudo son nuestras preconcepciones, sentimientos y creencias los que acaban por dibujar la forma en que recibimos y vivimos las cosas que nos pasan. En ese caso, modificando nuestra forma de pensar podremos sacar más provecho de lo que nos ocurre.
Cuida tu cuerpo. Si lo corporal no está ajustado lo mental no funciona. Seguir una rutina alimenticia adecuada, hacer deporte con moderación y mantener una actitud físicamente activa ayuda a que el cerebro tenga los nutrientes adecuados para fabricar una forma de ver la vida mucho más positiva.
Dibuja pequeños proyectos para cada día. Una de las cosas que más mejora el ánimo es tener metas por alcanzar. Plantearse todos los días nuevas cosas que hacer, o dar más pasos en las que ya se han iniciado, lleva a una mejora segura en el estado mental. Realizar una lista cada noche de pequeñas cosas por hacer al día siguiente es una rutina de lo más importante.
Aprende a disfrutar de tu compañía. Estar en soledad, disfrutando de ese momento y analizando las cosas, buenas y malas, que han ocurrido, o simplemente buscando un espacio en el que poder desconectar de la velocidad del día a día es esencial. Dedícate un tiempo diario y todo irá mejor.
Todo es pasajero. Los triunfos, las derrotas, las alegrías y los disgustos que nos llevamos son transitorios. Esas cosas que hoy parecen tan importantes mañana habrán pasado, y lo que hoy vemos como un desastre quizá mañana sea reemplazado por una noticia fantástica. De modo que es útil ver la vida con moderación, sabedores de que las desgracias no duran mucho.
Evita los problemas recurrentes. Si te conoces mínimamente, sabrás qué situaciones te hacen sentirte mal. En muchas ocasiones dejamos que los demás nos arrastren hacia ellas o simplemente no sabemos colocar las barreras necesarias para que no nos atrapen. Sé tajante con las cosas que te hacen sentirte mal y no te dejes vencer por ellas.
El éxito siempre ocurre a largo plazo. Debemos actuar pensando en que, al final de la vida, podamos volver la vista atrás y contemplar las cosas con satisfacción, considerando que hemos logrado algunos de los objetivos que nos habíamos propuesto y que, pese a todo, estamos contentos con la vida que hemos vivido. Por lo tanto, no dejes que los reveses cotidianos te desanimen. Esto es una carrera de fondo…
El problema a veces eres tú. Muchas personas no consiguen las metas que se proponen porque se sabotean sin darse cuenta. Quieren llegar a la meta pero sus acciones son justo las contrarias de las que se precisan para alcanzarla. El problema es que suele ser un proceso inconsciente, por lo que no está de más hacer balance y valorar hasta qué punto nuestras acciones se corresponden con nuestras intenciones.
Sé consciente de tus avances. El camino hacia la autorrealización es largo y está hecho de pequeños triunfos que a menudo pasan inadvertidos. Lo ideal es reconocerlos: recompénsate por tus avances. Muy raramente vamos a conseguir lo que queremos de golpe. Lo más habitual es que vayamos avanzando con pasos cortos, pero no por ello menos importantes. Cuando los logres, deja que tu autoestima se apunte un tanto.

Fuentes:http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012-05-25/diez-pequenas-ideas-para-mejorar-tu-bienestar-mental_583933/





jueves, 9 de junio de 2016

Cómo superar un bloqueo en nueve pasos en la Oficina Publica Saludable

Cómo superar un bloqueo en nueve pasos

superar-bloqueo-viventi

Todos hemos necesitado alguna vez superar un bloqueo, ya sea emocional o mental. Ese bloqueo puede estar relacionado con necesitar hacer algo y ser incapaz de hacerlo o con no saber como continuar algo que ya has comenzado. Bloqueos, como ya sabrás, hay para todos los gustos.
De hecho, uno de los principales trabajos que suelo hacer con mis clientes de coaching está relacionado con cómo superar esos bloqueos que poco a poco se pueden ir apoderando de la vida y llevarte a la inmovilidad total. Muchas veces la causa es el miedo, el miedo a la incertidumbre, el no conocer los resultados que puede tener en tu vida realizar determinada acción.
Te lo digo ya: ahí nuestra mente nos suele traicionar porque es muy habitual que te ponga sobre aviso y te advierta de que las consecuencias van a ser mucho más nefastas de las que en realidad serán. Por ejemplo, a la hora de querer dejar un trabajo para empezar una aventura por tu cuenta es muy habitual que, aunque sepas que no quieres seguir haciendo lo que estás haciendo, la mente te traicione y comience a generar  miedo, a advertirte de que una catástrofe sucederá si das ese paso. Es posible que te imagines sin trabajo, sin ingresos y durmiendo debajo de un puente. En la mayoría de los casos, ni en el peor de los supuestos eso sucederá, bien porque haya una familia que te sustente bien porque tú tienes recursos para salir a flote.
No me enrollo más. El objetivo de este post es presentarte una herramienta muy sencilla, proveniente de la Programación Neuro Lengüística (PNL) que suelo usar con los clientes, tanto de coaching como de terapia, que vienen con bloqueos y que te permitirá eliminarlos en nueve pasos. Se trata simplemente de ante una situación que te bloquea intentar generar un comportamiento nuevo. ¿Cómo hacer esto que en teoría puede parecer tan complicado? Te lo detallo a continuación.
  1. Primero identifica un estado limitador o de bloqueo. Piensa en una situación en la que te sientas bloqueado. Imagínate que estás en el cine viéndote a ti mismo en la película de la pantalla en esa situación en la que estás bloqueado.
  2. Piensa en una persona que consigue afrontar muy bien este tipo de situaciones. Puedes imaginarte a alguien que conoces en la vida real o a un personaje que te guste. De todas las personas o personajes que conoces, ¿quién afrontaría esa situación con éxito?
  3. Mira a esa persona teniendo varios comportamientos en esa situación de bloqueo. Mira lo que dice, lo que hace, cómo lo hace. Fíjate en los detalles.
  4. Escoge el comportamiento que te parezca más adecuado para superar ese bloqueo.
  5. Mírate y escúchate a ti mismo teniendo ese comportamiento en ese contexto.
  6. Verificación: ¿Está bien así?
  7. Asociación: Cierra los ojos y métete en la película. Prueba de nuevo a tener ese comportamiento.
  8. Verificación: ¿Está bien así?
  9. Pregúntate: la próxima ocasión que tengas ocasión de vivir esa escena, ¿cómo será? Si ves que todo fluye, está bien así. En caso contrario, repite el ejercicio hasta que sientas que la situación fluye y superas el bloqueo.
Si te animas a probar este ejercicio para eliminar ese dichoso bloqueo, me encantaría que compartieras con nosotros cómo te ha ido, si te ha servido y si has tenido alguna dificultad añadida.

Fuente:http://viventi.es/superar-un-bloqueo/

lunes, 6 de junio de 2016

Auditorías de seguridad, salud y medio ambiente – tips para redacción efectiva de hallazgos y recomendaciones en la Oficina Publica Saludable

Auditorías de Seguridad, Salud y Medio Ambiente – tips para redacción efectiva de hallazgos y recomendaciones

Safety, Health & Environmental Regional Manager - South & West LATAM en Louis Dreyfus Company
 

 
Asegurar que un reporte de auditoría es exacto, preciso, detallado y de utilidad para la gerencia de la planta auditada es todo un desafío. Para muchos auditores, su principal responsabilidad es simplemente escribir recomendaciones basadas en sus observaciones y su experiencia previa. Sin embargo, los hallazgos y recomendaciones deben ser escritos de manera que el lector entienda la naturaleza del problema y pueda implementar sin dificultades un plan de acciones correctivas. Además, para que una auditoría sea efectiva y de ayuda al proceso de mejora continua, la misma debe ser lo más objetiva posible. Esto, que parece simple, no siempre lo es. Especialmente cuando uno vuelve a leer reportes de auditorías recibidas algunos meses atrás, resulta muy difícil recordar e interpretar cuáles fueron las situaciones relevadas por los auditores.
Si bien tal vez no exista tal cosa como un hallazgo y recomendación perfectamente redactados, debemos procurar mejorar continuamente.
 Cuestiones relacionadas con la escritura.
  •  Utilice un lenguaje claro, conciso, de fácil entendimiento. Indique la naturaleza / magnitud del problema de forma completa, sea específico, aunque esto implique extenderse en la redacción de manera de claro y específico.
  • No especule o exagere – aténgase a los hechos. No fuerce situaciones ni extrapole conclusiones para “encontrar” algo.
  • No nombre individuos o señale con el dedo. Las condiciones inseguras o deficiencias de un sistema de gestión van más allá de las personas que trabajan con ellos.
  • Use terminología familiar. Evite las siglas técnicas (TLA’s: Three Letter Acronyms) en la medida de lo posible. De no poder evitarlo, explique su significado la primera vez que las utiliza, o bien incluya una sección de definiciones.
Estructura adecuada para un hallazgo y recomendación.
Cada hallazgo y recomendación de auditoría debe contener al menos los siguientes componentes clave de manera de asegurar una calidad mínima en su redacción que permita una comprensión clara de la deficiencia observada, cuál es la oportunidad de mejora y una adecuada priorización para su gestión.
 
1.- Enunciado de lo observado: Esta debe ser un breve enunciado de la deficiencia observada por el auditor. El enunciado debe ser descriptivo, con claridad suficiente de modo que el lector pueda fácilmente identificar la deficiencia. Más aún, la descripción debe limitarse solamente a lo que pudo ser verificado por el auditor, es decir, evitar especulaciones o conjeturas que no pudieron ser constatadas durante la auditoría.
 
2.- Enunciado del requerimiento: Cada observación identificada debe tener una base concreta en función de la cual el auditor determina que existe una deficiencia. Este requisito puede ser un requisito legal, un estándar interno de la Compañía o una buena práctica de gestión. Típicamente se consideran en esta categoría los llamados RAGAGEPs (buenas prácticas de ingeniería recomendadas y generalmente aceptadas). Una fórmula efectiva en estos casos suele ser parafrasear o citar el requisito. De este modo el auditor ayuda al personal de planta a entender con precisión lo que se necesita para corregir la deficiencia. Nótese aquí que el orden en que se presenta la observación y el requerimiento, no es importante. Lo importante en la redacción es que cada hallazgo conste de ambos, lo observado y lo requerido.
 
3.- Cita o Referencia: Cada hallazgo que esté basado en un requisito legal o normativo específico debe incluir la cita de la parte de dicha normativa aplicable. Esta cita debe ser tan completa como sea posible. Los auditores no siempre recordamos de memoria los requisitos legales o técnicos aplicables, por lo que ser disciplinados en este aspecto normalmente requiere de un esfuerzo previo de preparación o de investigación posterior antes de la redacción del formato final del reporte de la auditoría.
 
4.- Nivel de prioridad: Los hallazgos se clasifican típicamente en 3 niveles de prioridad (inmediatos, mediano plazo, largo plazo). Esto facilita a la planta auditada a establecer niveles de prioridad en la ejecución de los planes de acción. Todos los hallazgos deben ser atendidos y corregidos independientemente del nivel de prioridad o criticidad asignado.
 
5.- Recomendación: Los auditores deberían ser capaces de desarrollar recomendaciones para cada hallazgo. Las recomendaciones deberían incluir acciones propuestas en lo inmediato (correctivas) y a largo plazo (preventivas) según corresponda. Las recomendaciones no deben ser restrictivas, de modo que cada planta pueda desarrollar su respuesta con un grado equivalente de efectividad.
 Como corolario recuerde que el éxito o calidad de una auditoría de seguridad, salud y medio ambiente no depende de la cantidad de hallazgos y recomendaciones, sino de la calidad de las mismas. El objetivo de las auditorías no debe ser la “gloria” del auditor, sino la realización de un diagnóstico preciso y lo más profundo posible de las oportunidades de mejora en gestión y en las condiciones de seguridad, salud y medio ambiente para los trabajadores y las comunidades vecinas.
 
Fuente:https://www.linkedin.com/pulse/auditor%C3%ADas-de-seguridad-salud-y-medio-ambiente-tips-para-sampietro?trk=hp-feed-article-title-like
 
 

Las plantas en la oficina nos hace más productivos en la Oficina Publica Saludable

Las plantas en la oficina nos hace más productivos   Tener plantas verdes en nuestro lugar de trabajo enriquece no sol...