Buscar este blog

jueves, 28 de enero de 2016

Aire acondicionado: riesgos para la salud de su mal uso en la Oficina Publica Saludable

Aire acondicionado: riesgos para la salud de un mal uso

  • Una climatización inadecuada puede causar faringitis, dolores de cabeza o neumonía en pleno verano
  • Expertos aseguran que una temperatura de entre 24 y 26 grados es suficiente para no pasar calor en casa

Cervicalgia, faringitis, rinitis, asma, neumonía, dolores de cabeza, contracturas musculares, lumbalgia,… Tener el aire acondicionado a una temperatura superior a la recomendada no solo perjudica la economía doméstica, también es la causa de muchas enfermedades que se contraen en verano. Según una encuesta realizada por una empresa especializada en cuidado del hogar, un 73,7 por ciento de los participantes asegura haber sufrido resfriados o problemas de garganta en los meses más cálidos del año debido al aire acondicionado (7 de cada 10). La variación entre la temperatura exterior y la que se alcanza en el interior de viviendas, oficinas o establecimientos comerciales puede superar los 15 grados; este contraste hace que el organismo se resienta y puedan aparecer complicaciones en principio más propias de otras épocas del año.
Para aclimatar una vivienda, los expertos consideran que una temperatura que ronde entre los 24 y los 26 grados es “más que suficiente”. Sin embargo, el 30,8 por ciento de las personas encuestadas ha asegurado mantener el aire acondicionado entre los 22 y los 24 grados, y el 20,5 por ciento entre los 20 y los 22 grados. “Solo 8 de cada 100 personas pone el aire a la temperatura correcta”, concluye el estudio, que alerta del desconocimiento generalizado de los problemas para la salud que conlleva el uso abusivo del aire acondicionado en verano (un 35,2 por ciento de los participantes afirmó no ser consciente de que una climatización inadecuada pudiera ser perjudicial).
Según el estudio, los usuarios sí tendrían un poco más de conciencia sobre el incremento del gasto que supone el uso del aire acondicionado en verano. En concreto, un 18,3 por ciento de las personas encuestadas sabría exactamente lo que afecta el aire acondicionado a su presupuesto doméstico. El resto, tan solo intuiría un engrose de la factura sin saber con precisión los importes. El dato no carece de importancia: por cada grado que se baja la temperatura, aumenta entre un 7 y un 8 por ciento el consumo eléctrico, en especial si en lugar de mantener una temperatura constante se utiliza el aire acondicionado para refrescar la casa y la oficina de forma rápida y puntual. Las grandes subidas o bajadas de temperatura son picos de gasto eléctrico muy notables.

¿Quiénes usan más el aire acondicionado?

A pesar de sufrir más las altas temperaturas estivales, en España los andaluces son los más comedidos a la hora de poner el aire acondicionado. Según la encuesta, algo más de la mitad de los participantes mantiene el aire entre los 22 y los 24, e incluso hay un grupo de “valientes” que dice no utilizarlo.
En el interior peninsular, el 24,5 por ciento de los encuestados asegura no tener aire acondicionado en sus casas, si bien un 50 por ciento lo utilizaría a una temperatura inferior o muy inferior a la saludable.
Los ciudadanos de la cornisa cantábrica son los que más controlan el uso del aire acondicionado, ya que lo utilizan frecuentemente a una temperatura baja o muy baja, y un 43 por ciento sabe con exactitud el impacto que genera en la economía familiar. En el resto del norte, un 50 por ciento asegura no tener instalado aparato de aire acondicionado.

Fuente: http://www.dmedicina.com/vida-sana/2015/07/09/aire-acondicionado-riesgos-salud-mal-88452.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las plantas en la oficina nos hace más productivos en la Oficina Publica Saludable

Las plantas en la oficina nos hace más productivos   Tener plantas verdes en nuestro lugar de trabajo enriquece no sol...