Buscar este blog

lunes, 25 de julio de 2016

Siempre ha existido el acoso moral - MARIE-FRANCE HIRIGOYEN - en la Oficina Publica Saludable

ENTREVISTA A LA AUTORA FRANCESA MARIE-FRANCE HIRIGOYEN" Siempre ha existido el acoso moral"
Hirigoyen llegó a la Feria del Libro para presentar su libro.
La psicoanalista generó polémica con "El acoso moral", un libro que bucea en el terror psicológico que se genera en ámbitos laborales y familiares.

Por Cecilia Bembibre 
El acoso moral es desde hace un año el libro de no ficción más leído por los franceses, y ya se ha editado con éxito equivalente en Alemania, España y Canadá. Describe y analiza situaciones de la vida cotidiana que causan angustia y depresión, y que a través de su investigación responden a un patrón definido: el acoso moral, un modo de terror psicológico que surge en espacios laborales, en vínculos de pareja y familiares, y que sume en el mismo desconcierto a psicoanalistas y sindicatos. Su autora, Marie-France Hirigoyen, decidió escribir el libro para dar nombre a un fenómeno que, según dice, ha existido siempre. Llegó a la Argentina para presentar el título (editado por Paidós) en la Feria del Libro, y dialogó con Página/12.   
  --¿Cómo decidió investigar y escribir sobre el acoso moral?
  --Tenía pacientes que venían y se quejaban de que estaban deprimidos y angustiados en el contexto de trabajo. No había una definición clara del problema del acoso moral; en un principio intenté trabajar el tema con mis pares psicoanalistas, y la mayoría de ellos decían que, si esta gente se sentía víctima, era porque era masoquista. Escribí este libro en especial para mis pacientes, para mostrar que no se trataba de masoquismo sino de un problema distinto y real.
  --El libro incluye una gran cantidad de testimonios sobre una situación que, como usted misma afirma, suele mantenerse oculta. ¿Cómo llevó adelante esa recopilación?
  --Los testimonios que incluyo en el libro son de pacientes que llegaron a verme. Se quejaban de que estaban depresivos, pero no podían comprender lo que les pasaba. Era un patrón que se repetía en entornos muy diferentes, y que se podría definir como una serie de procedimientos abusivos --gestos, palabras, miradas-- que atacan la dignidad y la integridad física y psíquica de la persona. Son pequeñas cosas que parecen no tener importancia, pero que a través de la repetición y la sistematización devienen graves.
  --¿Cómo se diferencian el acoso moral y el sexual?
  --Para mí el acoso sexual es un paso más allá del acoso moral. En los dos casos se considera al otro como un objeto. En el caso del acoso sexual como un objeto sexual, y en el caso del moral como un objeto para tomar el poder, para ser superior.
  --Uno de los móviles del acoso moral es la competencia. ¿Esto hace que en los ambientes laborales más competitivos haya una mayor predisposición a que el problema surja?
  --No únicamente. Puede existir entre colegas. A veces el punto de partida son los celos o el rechazo de una diferencia, por ejemplo una mujer en un mundo de hombres. También puede ser vertical, de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba. Aparece en general cuando alguien quiere desembarazarse de una persona porque molesta, hace sombra o tiene algún tipo de plus. En algunos casos es una de las formas que tienen las empresas de desembarazarse de alguien sin tener que echarlo, porque los costos son menores. Puede ser un proceso inconsciente de un individuo sobre otro, pero pueden ser también estrategias conscientes y deliberadas de parte de la empresa.
  --El acoso moral se convirtió en best-seller y figura entre los libros más leídos de Francia. ¿Le sorprendió este éxito?
  --Recibí una enorme cantidad de cartas: cuatrocientas que tenían que ver con el trabajo y muchísimas más que tenían que ver con la familia. Muchos lectores me escribieron para agradecerme, diciendo que el libro les había permitido comprender y defenderse. Hay ahora una toma de conciencia colectiva: en Francia hay gente que se ha puesto en huelga por acoso moral. Y precisamente porque hay una presión es que las instituciones comienzan a reaccionar.
  --¿Qué repercusiones tuvo de sus pares?
  --Creí que algunos no iban a estar de acuerdo y lo iban a manifestar abiertamente. Pero de hecho hubo muchos psicólogos y psiquiatras que oían a sus pacientes contar todos estos problemas y estaban contentos de que se le hubiese puesto un nombre y que se comenzara a investigar. Mis colegas fueron, sin embargo, más lentos en darse cuenta de esto que los abogados y que los medios. Hoy se trata de un problema que se enseña en la universidad y está reconocido en los congresos de psicología.
  --Aunque el acoso en el trabajo es el más estudiado, usted presenta en el libro el mismo problema en otro tipo de vínculos, de pareja y familiares. ¿Qué características tiene el acoso moral en el ámbito privado?
  --Es más difícil de investigar e incluso de tratar, porque las personas están solas, no hay un grupo que eventualmente pueda defenderlas como ocurre en el espacio laboral. La dificultad del acoso es que está escondido y que las víctimas tienen vergüenza y no osan hablar de eso. En la familia es difícil ser creído. Si en el mundo laboral ha habido soluciones que comienzan a tomarse desde el punto de vista jurídico, hay toda una educación por delante en los jueces, en los médicos porque es muy difícil creer que todos esos comportamuientos violentos son posibles y se pueden cambiar.
  --¿Qué tipo de relaciones de acoso se dan en la familia?
  --Puede ocurrir que uno de los padres tenga comportamientos perversos hacia sus hijos, o hacia uno de sus hijos. El problema es que cuando uno ha sido tratado de esa manera cuando es niño tiene la tentación de seguir estableciendo el mismo tipo de relación cuando es adulto, o de seguir siendo una víctima. Generalmente los niños no se defienden y sólo reaccionan cuando son adultos.
  --¿Se trata de un problema que acompaña los modelos sociales y económicos de las últimas décadas, o la novedad es que ahora tiene un nombre?
  --No es para nada un problema nuevo, siempre ha existido. Pero en ciertas épocas la sociedad ponía límites: en algunos tiempos fue la religión, en otros los sindicatos eran más fuertes. Ahora hay una especie de relajamiento de los valores morales, se piensa que todos los comportamientos son aceptables, y entonces estas agresiones perversas se dejan pasar. Existieron siempre, pero la sociedad es más o menos tolerante según las épocas.
 
Fuente:http://www.pagina12.com.ar/2000/00-04/00-04-24/pag19.htm

martes, 19 de julio de 2016

Cuando las alergias disminuyen nuestra calidad de vida en la Oficina Publica Saludable

Cuando las alergias disminuyen nuestra calidad de vida

En el Día Mundial de la Alergia, especialistas explican cuáles son las más comunes; consejos para prevenirlas
 
 
 
"Estornudo de cuatro a cinco veces seguidas, todos los días o día por medio", comenta Pablo Suárez, un estudiante de veterinaria que vive en Ciudadela, Provincia de Buenos Aires.
Y su amigo Esteban Lacurra confiesa: "Yo padezco de alergia desde los 27 años y ahora con 35 cada primavera es una tortura. Me detectaron una alergia específica al árbol del plátano, ese que llena las calles con un colchón de pelusa amarilla cada septiembre".

Los fármacos habituales como la loratadina no lograron solucionar el problema de Esteban, que debió recurrir a los corticoides para mitigar su alergia, pero que no le gustan ya que tienen severos efectos secundarios.
Foto: Archivo

Y es que, como les sucede a Pablo y a Esteban, la alergia limita la calidad de vida, según los expertos consultados. "La alergia representa una gran carga social y económica, que incide en la vida social de

miércoles, 6 de julio de 2016

¿Cuánta ALEGRIA hay en tu vida? 3 ideas para ti en la Oficina Publica Saludable

¿Cuánta ALEGRIA hay en tu vida? 3 ideas para ti

                                   
 
¿Cómo es tu día? ¿Te ríes mucho? ¿Tienes ingenuidad y tomas con ligereza lo cotidiano? ¿Tienes liviandad para las situaciones de todos los días? ¿O vives con seriedad? ¿Te pesan mucho las responsabilidades y te quitan alegría? ¿Estás apurado por cumplir con tus planes y el estrés te quita la alegría? ¿Andas preocupado por los problemas que no sabes cómo resolver? ¿Te focalizas en tus problemas y sólo pones atención a eso?
A veces se considera la seriedad como señal de profesionalismo o de responsabilidad o de profundidad, en el pasado estaba mal visto que se hicieran bromas en ciertos ámbitos profesionales, había que ser muy formal, ahora esas costumbres se están aflojando. Cuando te sientes mejor, que ya has sanado parte de tu pesar, la alegría surge naturalmente y cuando estás en sintonía con la espiritualidad y sientes la confianza en la vida, la espiritualidad trae alegría espontánea a tu vida.

Idea #1 – Baila y festeja la vida
Tómate tiempo para bailar, en tu casa, sólo o acompañado, coloca música, o canta y ponte a bailar expresándote con libertad, o haciendo coreografías divertidas, y dándote el gusto de disfrutar del momento, de sentir gozo al hacerlo.
También es muy grato que festejes todo, cada cosa linda que vivas la agradezcas con un festejo simple: haciendo algo distinto y dándole el sentido de que sea un festejo.
Idea #2 – Tómatelo a broma
Ríete de ti, aliviarás el dramatismo y el peso de lo que vives, con liviandad, con ingenuidad y sin crítica, como se ríen los niños cuando hacen travesuras, ríete lo más que puedas! Teñirás de alegría cada cosa!
Reirte de los demás podría ser agresivo, puede llevar una carga de crítica que le haga doler a la otra persona, es mejor que te rías de ti. 
Idea #3 – Ríete cada mañana
La risa es hermosa, es una profunda limpieza, una profunda purificación. Osho ha ideado una técnica “de la risa” que comparto contigo en esta idea #3.
Practícala cada mañana al levantarte y, dice él, cambiará toda la naturaleza de ese día. Si te levantas riendo, pronto empezarás a sentir lo absurdo de la vida. No hay nada serio, incluso puedes reírte de tus desgracias, de tus sufrimientos, de ti mismo.
Cuándo te levantas por la mañana, antes de abrir tus ojos, estírate como un gato. Estira cada parte de tu cuerpo. Disfruta con el estiramiento, disfruta al sentir tu cuerpo despertándose, volviendo a la vida. Después de tres o cuatro minutos de estiramientos, con tus ojos aún cerrados, ríe. Durante cinco minutos simplemente ríe. Al principio serás tú el que lo hagas, pero pronto, cuando intentes reír aparecerá una risa genuina. Piérdete en la risa, permite que todo tu cuerpo se sacuda con la risa.
Esta técnica puede llevarte algunos días, antes de que seas capaz de realizarla. No estamos acostumbrados a reír, hemos olvidado cómo hacerlo. Pero pronto será espontánea. Y entonces, cada mañana, ¡Disfruta!
Idea #4 – Goza tanto como puedas
Para gozar más de la vida te puede servir prestar atención a tus 5 sentidos: en especial a los que se usan más mecánicamente como el olfato, el gusto, el tacto y el oído, darte tiempo para sentir cuando comes: hacerlo despacio y saboreando la comida, al caminar sentir tu cuerpo y el contacto de los pies con el suelo, etc; esas sensaciones embellecen cada momento, pruébalo!
Disfruta más de la vida, desarrolla tu sentido del humor, ríete con ganas, baila, festeja y alégrate de cualquier cosa! Además de agregar mucha alegría y bienestar, tiene efectos terapéuticos que aliviarán el peso del sufrimiento que puedas tener hoy en día y facilitará todo tu día!
¡Disfruta más!
¿Te ríes? ¿Tienes sentido del humor? ¿Te gusta bailar? ¿Bailas a menudo? ¿De qué formas disfrutas en tu vida? Cuéntame cómo te va con esta propuesta, ¿es fácil para ti? Deja tu comentario al pie.

Si te has abierto a las nuevas experiencias que te trae la espiritualidad, tu vida ha mejorado mucho y quieres avanzar con lo que intentaste y no pudiste haz click aquí para conocer más detalles de mi “Programa de Transformación desde el alma”.
——-
¿Te gustó este artículo? No te pierdas la próxima edición del boletín semanal gratis “Espiritualidad Práctica para Cambiar tu Vida” con más de estos. Sólo tienes que suscribirte aquí:
Fuente:http://www.mariakellers.com/cuanta-alegria-hay-en-tu-vida-3-ideas/
 

domingo, 3 de julio de 2016

El llamado Síndrome del Edificio Enfermo (SBS ) y la Calidad del Aire Interior en la Oficina Publica Saludable


El llamado Síndrome del Edificio Enfermo (SBS por sus siglas en inglés) sucede cuando en una edificación sus habitantes sufren enfermedades derivadas de una mala calidad del aire interior. Estos problemas se asocian con la proliferación de químicos en los materiales de construcción, así como en la ventilación reducida o inadecuada.
Todo lo que pueda afectar el confort de los ocupantes de una edificación debe tenerse en cuenta a la hora de su diseño y construcción. Por esto la calidad del ambiente interior es un factor determinante cuando se habla de construcciones VERDES.
 

Otros aspectos que contribuyen a la contaminación del aire interior  son los factores climáticos y la infiltración de ruido y de luz indeseada causando un impacto negativo en el rendimiento y el bienestar de los ocupantes. Algunos contaminantes del aire pueden causar enfermedades tales como gripe, exacerbación de los síntomas de alergia o asma, la irritación de ojos, oídos, nariz y garganta, tos y dolor de cabeza.
¿Cómo ocurre?
Cuando la temperatura interna de un edificio es muy alta, se afecta la velocidad en que se liberan los productos químicos de materiales de construcción y amueblamiento. Por lo tanto mientras más cálido es el aire interior, más expuestos estarán los ocupantes a niveles de contaminación. Para mantener un ambiente sano del aire interior, el gerente de la instalación es responsable de identificar las fuentes de contaminación interior  tomando medidas para mitigar y controlar estas fuentes, como la ventilación adecuada del espacio interno.
Comprender y controlar las fuentes de contaminantes interiores ayudará a los administradores a evitar que surjan  problemas de salud y enfermedades asociadas con entornos pobres en aire interior. Existen una gran cantidad de recursos y programas para ayudar a los administradores de edificios a mantener un ambiente sano. En particular, la EPA (Enviroment Protection Agency de USA) creó un programa de aprendizaje en línea, que se puede descargar desde Internet, para hacer frente a calidad del aire interior en los edificios grandes.

Para hacerle frente a los contaminantes del aire interior, la EPA sugiere utilizar productos de bajas emisiones, evitando  los aerosoles y sprays, así como una adecuada ventilación en los espacios de almacenamiento. Asimismo, en el caso de oficinas, se deben implementar medidas que eliminen fuentes de contaminación como el humo del cigarrillo, o máquinas generadoras de calor como fotocopiadoras y faxes, las cuales deben ser instaladas en cuartos especiales con ventilación adecuada.
Los materiales de amueblamiento como alfombras y sus adhesivos, muebles tapizados, pintura, productos húmedos de construcción, adhesivos para la construcción, madera contrachapada y comprimida, pueden ser una fuente de contaminación si contienen químicos de alta emisión. Por esto es recomendable el uso de productos de baja emisión, asegurarse que el material esté seco antes de usarlo, ventilar el área antes de la instalación de los materiales, y aumentar las fuentes de ventilación durante y después de la instalación.
Efectos negativos a la salud
Cuando se habita un edificio “enfermo” se pueden tener efectos en la salud ya sea agudos y/o crónicos.  Los efectos agudos se manifiestan dentro de las 24 horas después de la exposición y pueden causar dolores de cabeza debido a los productos químicos liberados por los materiales de construcción. Sin embargo, cuando existen problemas de moho y humedad, se ve reflejado en condiciones como picazón en los ojos o afecciones respiratorias que pueden conducir a enfermedades crónicas. Los efectos agudos de salud no son de larga duración y suelen desaparecer una vez que termine la exposición. Los efectos crónicos, sin embargo pueden ocurrir debido a una baja concentración pero prolongada exposición a ciertas sustancias químicas como el radón, el benceno, el asbesto y el humo ambiental de tabaco, los cuales se han asociado con un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer.
Además del Síndrome del Edificio Enfermo existen las Enfermedades Relacionadas con la Construcción (BRI por sus siglas en inglés). El  BRI se asocia directamente con un contaminante causal del entorno de construcción. Estos contaminantes pueden ser químicos (por ejemplo, el formaldehído, plaguicidas, solventes, lubricantes, selladores, tintes) o biológicos. Fuentes de contaminantes biológicos incluyen las cucarachas, los ácaros del polvo en los muebles tapizados, los roedores, los sistemas de humidificación,  torres de enfriamiento, el aislamiento de conductos húmedos y otras superficies húmedas, tales como materiales de agua de los edificios dañados.

Reflexión: Con esta información esperamos que crear conciencia en una compra más responsable de los productos que utilizamos en el hogar o la oficina, y exijamos materiales menos contaminantes y bajos en emisiones químicas.

Fuente: www.fmlink.com
Fotos: blog.habitissimo.es – saludnews24.com.ar

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida en la Oficina Publica Saludable

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida Sentarse menos y moverse más: es lo que recomiendan los expertos y las autoridades s...