Buscar este blog

lunes, 29 de abril de 2013

Al calor de un tubo fluorescente –F.lux y la Oficina Publica Saludable


Al calor de un tubo fluorescente –F.lux

 
¿Arrancás temprano y trabajás hasta tarde? ¿Tu pantalla está al mediodía inundada de luz de día y a la tardecita sólo brillan los tubos fluorescentes? Bienvenido al club. Excepto que tu oficina se encuentre en una cámara subterránea, quizá quieras echarle un vistazo a F.lux.
La historia es así: cada tipo de luz tiene una temperatura de color diferente. Cuanto mayor es esa temperatura (que se expresa en Kelvin y que no tiene nada que ver con que los colores produzcan más o menos calor), más azul es el color. Al mediodía, en un día claro, la temperatura de color es de 5200 K. Si está nublado, 6500 K. La iluminación artificial va de 2700 a 3300 K.
Entretanto, la pantalla con la que trabajás durante todo el día (y eso incluye atravesar un amplio abanico de temperaturas de color) está fija en algún punto entre 6500 y 9300 K.
F.lux, pantalla principal
El programador Michael Herf, que trabajó en el Picasa de Google, cree que el display debe adaptarse a esta variación y, por eso, creó F.lux. Suministrándole las coordenadas geográficas y tomando en cuenta la hora del sistema, este pequeño programa sabe a qué hora cae el sol y desde un rato antes va bajando lentamente la temperatura de color de la pantalla para que sea menos azul que durante el día. O más anaranjado.
Aparte de la localización, que debe establecerse al iniciar F.lux por primera vez, el usuario puede elegir la temperatura de color por usar durante el día y durante la noche, así como la velocidad con que se producirá la transición. Para acceder a la configuración hay que hacer un clic en el ícono que aparece en la bandeja de sistema y luego en el botón Change Settings.
F.lux, configuración
Es posible ejecutar una simulación de 24 horas haciendo un clic en el círculo que representa al Sol en la pantalla principal del programa. Está disponible para Windows (funciona perfectamente en Seven), Linux, Mac y iOS.
Lo vengo probando desde hace más o menos 15 días y todavía no logro decidir si es mejor o no adaptar la temperatura de color de la pantalla a las condiciones de luz del entorno. En todo caso, F.lux está haciendo su trabajo sin tropiezos y con menos de 4 MB de RAM; me pareció muy interesante compartirlo. Según Herf, usar F.lux ayuda a dormir mejor. En mi caso, no ha dado resultado. Al menos en ese sentido.

Fuente:http://blogs.lanacion.com.ar/freeware/freeware/flux/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida en la Oficina Publica Saludable

Levantarse de la silla cada 30 minutos alarga la vida Sentarse menos y moverse más: es lo que recomiendan los expertos y las autoridades s...